Este enjuague bucal 100% natural está elaborado únicamente con ingredientes naturales. No contienen químicos dañinos o tóxicos como el triclosán, SLS, edulcorantes, fluor, agentes espumantes, glicerina, etc..

Los dentífricos y enjuagues de Georganics tienen agradables sabores proporcionados por sus mezclas de aceites esenciales, basadas en los remedios ayurvédicos.

El resultado es una mezcla con propiedades naturales antimicrobianas y calmantes que reducen la cantidad de bacterias nocivas presentes en la boca.

Contiene Árbol de té con certificación orgánica. El Árbol de té es conocido por sus propiedades curativas para el tratamiento de cortes, quemaduras e infecciones de la piel. Es muy útil para tratar problemas de encías. La mezcla se combina con aceites esenciales de Limón y Canela que le dan un toque ligeramente dulce, muy agradable.

100% Natural y Orgánico • SIN  flúor • SIN alcohol • SIN glicerina • Vegano

Ingredientes:

aceite virgen de Coco*^, Caprylic-Capric triglyceride (de aceite de Coco)^, aceite esencial de Árbol de Té*^, aceite esencial de Limón*^, aceite esencial de Canela*^, tocopherol (vitamina E natural)^, aceite esencial de Mirra

* Ingredientes ecológicos/bio certificados. 

^ Ingredientes de calidad alimentaria

Consejos de Uso:

1.  Agitar la botella para que se mezclen bien los ingredientes.

2.  Con 15-20ml (1-2 cucharadas) del aceite, enjuagarse durante 5-20 minutos, cuanto más tiempo mejor. Cuanto más tiempo muevas el aceite en la boca, más microbios se expulsan. El enjuague debe hacerse el tiempo suficiente para que el aceite se vuelva blanco, lo que indica que las bacterias han sido arrastradas.

3.  Escupir cuidadosamente en el lavabo

Asegurarse de que no entra agua ni humedad en la botella cerrrando bien el tapón. Guardar en lugar seco a temperatura ambiente de al menos 20°C  (ya que al estar elaborado con Aceite Virgen de Coco tenderá a volverse sólido por debajo de 15°C-20°C)

Preguntas:

¿Cómo funciona el enjuague de Aceite de Coco? 

El modo en que funciona es sencillo. A medida que el aceite llega a dientes y encías, los microbios son recogidos como si estuvieran siendo atraídos por un imán muy potente. Las bacterias que se ocultan debajo de las grietas en las encías y en los poros y los túbulos dentro de los dientes son aspiradas fuera de sus escondites y se mantienen adheridas firmemente en la solución.