Esta esponja es natural, compuesta 100% de fibras vegetales. En concreto de una planta llamada konjac. Se utiliza la harina de ésta planta que, con agua y tras un tiempo de reposo se forma la esponja.

No requiere usar limpiador aunque puedes añadir un poco de jabón natural para una limpieza más eficaz.

Es tan suave que puedes usarla incluso si tienes la piel sensible.

Consejos de uso:

Cuando te llega la esponja esta deshidratada, por eso, para el primer uso tienes que sumergirla en un recipiente con agua durante unos minutos hasta que esté blandita y suave.

Para usarla rehidrata la esponja bajo el agua y escúrrela suavemente sin retorcerla para eliminar el exceso de agua. A continuación pasa la esponja por la cara con movimientos circulares para exfoliar suavemente las células muertas.

Puedes usarla además con un poco de jabón para que la limpieza sea más eficaz. Entre uso y uso déjala secar al aire.

Reciclaje

Después de 9 o 12 semanas la esponja facial de Konjac comenzará a deshacerse. Como es 100% natural es totalmente biodegradable y compostable.

Packaging:

Plastic-free. Zero waste.Caja de cartón.