Desde 1900 Marius Fabre elabora jabones de Marsella a la manera tradicional. Este producto no contiene colorantes, fragancias, derivados del petróleo o grasas animales.

El jabón de Marsella es un producto vegetal puro, biodegradable, libre de fosfatos o productos sintéticos, que no contamina ríos y contribuye a la preservación del medio ambiente. Además, se requiere muy poco embalaje. Tiene una duración muy larga, sobre todo cuando se seca. Su longevidad hace que sea un producto especialmente económico.

Pastilla sólida de  200 gramos

Para el lavado de cara y cuerpo. También para limpieza de la ropa.

Ingredientes:

Sodium olivate, Sodium cocoate, Aqua, Glycerin,Sodium chloride, Sodium hydroxide.

Consejos de uso:

Enjabona con ayuda de agua hasta formar una leve espuma. Deja actuar esa espuma unos segundos sobre la piel y aclarar con abundante agua.