¿Qué es el Oil Pulling? Guía de uso

El Oil pulling es una técnica de enjuague bucal milenaria que proviene de la medicina ayurveda. Sencillamente consiste en enjuagarse con el aceite de coco entre 5 y 20 minutos.

Los principales beneficios que se consiguen son: blanquear los dientes, refrescar el aliento, fortalecer las encías e incluso aliviar algunos otros problemas relacionados con la piel e incluso dolores de cabeza o migrañas.

¿Cómo actúa el Oil Pulling?

El Oil pulling basa su acción en el efecto lipofílico que tiene el aceite sobre bacterias, metales pesados y toxinas medioambientales. Aprovecharemos que hay algunas bacterias y sustancias que se disuelven en aceites para eliminarlas de la boca.

Aunque esto es así de sencillo hay una serie de errores que comentemos al utilizar el oil pulling y que conducen a que no sea tan eficaz como debería. 

Principales errores de uso del Oil Pulling

Usar más cantidad de la necesaria

Este es probablemente el primer error de todos. No es necario usar gran cantidad de enjuague, con una o dos cucharaditas de Oil Pulling es más que suficiente. Te recomendamos utilizar solo una cucharadita para comenzar, y después puedes ampliar hasta dos si ves que necesitas más para completar el enjuague.

Agitar el producto continuamente

Se recomienda mantener el producto en la boca entre 5 y 20 minutos, y eso se nos puede hacer muy largo. Al principio pensamos que hay que tenerlo constantemente en movimiento en la boca pero eso no es así. Puedes alternar entre agitarlo y sencillamente mantenerlo en la boca para relajar así la mandíbula. 

Usar menos tiempo del necesario

Si estás acostumbrado a los enjuagues bucales tenderás a usar este producto aproximadamente un minuto. Este tiempo es insuficiente. Como te comentaba antes debes mantenerlo en la boca de 5 a 20 minutos. Pero para principiantes, puedes empezar con 3 minutos e ir aumentando paulatinamente ese tiempo hasta llegar a los 20 minutos si quieres. Más de ese tiempo ya no aporta mayor beneficio.

No tragar el aceite

Aunque el aceite de coco con que está elaborado este producto es de grado alimentario, no te lo tragues. Recuerda que después de mantenerlo en la boca estará repleto de bacterias y toxinas. 

No escupir en el lavabo

El aceite de coco solidifica a unos 20 grados. Si escupes en el lavabo se solidificará en las tuberías. Aunque el aceite de coco que utiliza Georganics está fraccionado para que esto no ocurra, nosotros te recomendamos escupir sobre un papel y tirarlo a la basura. De esta forma el aceite no acabará contaminando nuestros mares.

Enjuagar con agua después

El aceite deja una sensación aceitosa en la boca, para quitartela, sencillamente aclara con agua después, es recomendable. Recuerda que el Oil pulling no es un ejuague bucal que te deja buen sabor en la boca, es otra cosa.

En la sección de higiene bucal encontrarás Oil pulling, dentífricos y cepillos para una higiene completa y saludable.

 

Deja tu comentario

Todos los comentarios se moderan antes de ser publicados